jueves, 2 de febrero de 2012

[LOG] XXI Clásica de Valdemorillo (marcha corta)

Rodando bajo presión

ZoomVeintiún años de la Clásica de Valdemorillo y esta es la primera vez que me decido a participar. La verdad es que esta marcha en sus inicios era una prueba reservada a los profesionales, y no fue hasta hace tan solo siete años cuando LastLap la transformó en una marcha exclusivamente popular, siendo precisamente en estos últimos años cuando he ido aprendiendo a montar en bici, y de hecho aún estoy en esa misión como puedes leer más abajo.

Las propuestas ofrecidas el domingo fueron dos, una marcha corta de 35km y nivel físico y técnico medio que fue mi elección inicial, y una extensión de la anterior de nivel medio-alto que también cargué en el GPS por si acaso iba sobrado de tiempo y fuerzas. En realidad llevar el GPS para seguir la ruta es anecdótico, pues todo el trazado estaba perfectamente señalizado con cintas amarillas, imposible perderse.

Eran poco más de las 10:00h cuando llego a Valdemorillo, me acerco hasta los alrededores de la salida y aquello estaba atestado de coches de centenares de bikers. Según la organización 1489 bikers nos inscribimos en la prueba. Así que en lugar de andar buscando un hueco a duras penas en las parcelas embarradas, doy media vuelta allí mismo y me voy a aparcar algunas calles más lejos, después de todo llevaba una bicicleta que me permitía volver en dos minutos. Fue una buena idea, encontré sitio con facilidad.

ZoomMinutos después estaba preparado en la fila de salida. Estábamos a la sombra y tampoco me atraía la idea de situarme más atrás, pues sabía que en pocos kilómetros una gran parte de los que allí estaban me adelantarían sin mucho esfuerzo. Según pasaban los minutos la gélida mañana se me iba metiendo en el cuerpo, incluso comencé a tiritar ligeramente aun llevando una chaqueta de invierno. Para colmo por megafonía nos "advertían" una y otra vez sobre el nivel físico y técnico medio de la ruta corta. El físico no me preocupaba, pero el técnico me hacía pensar que me había metido en algo fuera de mi alcance y hasta me estaba temiendo en que posiblemente tendría que abandonar so pena de hacer toda la ruta andando sobre pedrolos. Fueron unos larguísimos minutos de frío y pensamientos impuros, hasta que por fin Pilar López alcaldesa de Valdemorillo, nos da la salida.

Semejante masa de bikers intentando atravesar el pueblo por sus estrechas calles hacían que aquello fuese muy despacio, prácticamente parados en algunos instantes. Para mi sorpresa veía como muchos dorsales se incorporaban a la marcha desde cualquiera de las calles que atravesábamos. No me parecía justo y seguro que se habría evitado poniéndonos un chip a cada uno, después de todo, la gente que va allí a hacer carreras, las hizo igualmente sin el dispositivo electrónico.

ZoomZoomSalimos del pueblo y la gente corría adelantándome por decenas hasta que poco después llegamos a la subida a la Peña de Valquemado, de casi un kilómetro al 8,4% de media y rota por las escorrentías es la cuesta más dura de toda la ruta corta. Subir montado fue casi imposible, había montones de bikers por todas partes, delante impidiendo progresar, a los lados impidiendo elegir la trazada y detrás presionando para avanzar. Excepto los que tuvieron la fuerza suficiente para situarse en cabeza, tarde o temprano todos empujamos la bici.

Llegamos arriba y la ruta continuaría hasta el final dibujando un perfil de dientes de sierra bastante más asequibles que el de Valquemado. Todo el mundo iba a toda máquina adelantándome nuevamente por decenas. Hubo un tipo que me pedía que fuese por un lado, por las roderas del camino en lugar de por el centro, y solo porque necesitaba imperiosamente pasarme como una bala. En ciudad pase que algún conductor te pida que circules por un lado, pero hay que ver, hasta en medio del monte hay bikers que piden cosas extrañas. Por supuesto yo seguí por donde sabía rodar mejor y más cómodo pues de todas las marchas multitudinarias en las que he participado, nunca me he encontrado a un desconocido que eligiese la trazada más dura para dejarme a mí la más adecuada.

Presionado por los bikers que me rodeaban, fui prestando toda mi atención a las dificultades del camino y casi sin darme cuenta llegamos a la Colada de Fuentevieja, horizontal, sinuosa, muchísimo más rápida que si la hubiera hecho solo, pero un error en la trazada que tenía libre, me hizo dar con el manillar en una rama y me fui al suelo sin consecuencias. A pesar de esto, resultó divertida. Seguidamente sufrimos el gran parón del primer avituallamiento, km 18.

ZoomMás de veinte minutos eché en la cola de un avituallamiento que personalmente no sentía necesario. Fue una pérdida aburrida de tiempo. Cuando por fin alcancé las mesas, tomé una bebida isotónica, hice un par de desafortunadas fotos, pues el lugar no daba para mucho, y me marché.

Si la primera parte de la ruta requirió mi atención, en la segunda mi concentración fue máxima. La densidad de bikers disminuyó algo pero aun así notaba la presión de los más rápidos. Sentía próxima la rueda de un biker y a la primera oportunidad le dije "pasa" y el tipo va y me dice "no si aquí voy bien, porque bajando te alcanzo, pero subiendo te escapas", así que en la primera subida casi paré obligándole a pasarme. Todo eso unido a un track trialero me hizo arriesgar por encima de mi técnica, e ir más deprisa de lo que jamás me podía imaginar rodando por encima de las piedras. Pienso que tuve mucha suerte.

Rozamos la zona Norte del Valdemorillo urbano hacia el depósito de agua, para subir hacia la Urbanización Pino Alto y meternos por un suave sendero en el interior de un bonito bosque de pinos. Luego el camino se vuelve más trialero y por lo tanto tremendamente entretenido para mí. Y llegamos al segundo avituallamiento, en el km 33.

El avituallamiento tenía un arco hinchable de un lado a otro de la pista de tierra a través del que, además de pasar nosotros pasaron unos cuantos coches. No parecía un buen sitio para parar y apenas estuve allí cinco minutos, lo suficiente para tomar una bebida isotónica. Desde allí se distinguían las señales indicadoras de las rutas corta y larga. Por primera vez miré el reloj que me señalaba las 14:02h, así que decidí acortar.

ZoomAlgo menos de un kilómetro de subida que desde el avituallamiento no parecía ser gran cosa, resultó estar rota por las escorrentías y tener una inclinación media del 7,1%. Arriba inesperadamente cercano se veía Valdemorillo. Una rápida bajada hacia el pueblo y entraba en meta.

Aunque realmente le eché algo más de tres horas, la ruta se me hizo corta en el tiempo, seguramente por ser tremendamente entretenida, físicamente muy asequible, vease el módico IBP que indico abajo, pero por encima de mi nivel técnico que he superado arriesgando, y ayudado por el buenísimo estado de los caminos semihúmedos bastante compactos, y trialeras afortunadamente con un buen agarre para mis cubiertas. He rodado bajo la presión de muchos bikers más habilidosos por una ruta que ha propiciado que aprendiese un montón. Me ha gustado tanto que por una sola vez, he echado de menos una de esas cámaras de video subjetivas.



Esto ocurrió: el 29 de enero de 2012.
Estuvimos allí: Más de 1400 bikers acompañaron a BikerTB.
Según mi GPS:
Según mi crono mecánico: distancia 34,77km; tiempo rodando 2h46'; media 12,50Km/h; punta 35,71km/h.
Índice IBP: 45AB [detalles]
Track en Wikiloc: XXI Clásica de Valdemorillo (marcha corta)

4 comentarios :

David G. Manzanilla dijo...

El año pasado hice la version larga de 48 kms. El terreno era un fango lleno de lodo y barro, me alegro que esta vez el piso haya estado en condiciones. La ultima parte fue la mejor, para mi gusto. Con una fuerte bajada y una subida donde exprimir a tope tus fuerzas. La nota negativa, como te paso tambien a ti este año, era la gran cantidad de aspirantes a "pro" que se piensan que por ir mas rapidos tienen que ir por la mejor trazada. Lamentable. Si me quieres adelantar haazlo por donde puedas. Enhorabuena por la ruta, te recomiendo tambien "La Vereda del Fraile" y el "Rally de los embalses" que es dentro de poco.

Un saludo. David

David Hereza dijo...

+1 De acuerdo en todo lo que cuentas.
En las marchas populares siempre hay de todo, gente que va demasiado deprisa y gente que tampoco facilita el paso de los que van mas deprisa. En fin, creo que todos sabemos a lo que nos apuntamos cuando nos inscribimos en este tipo de marchas, y aun así siempre se oyen los mismos comentarios por parte de unos y de otros.
En cuanto a la ruta, a mi me gusto mucho, y disfruté bastante la 2ª parte en la que ya no había tanta gente y se podía rodar mejor.

saludos,

Puchi dijo...

Enhorabuena, BikerTB. La verdad es que, entre tanta gente, siempre encontrarás algún impresentable.

Bueno, a lo que voy: ¿tuviste tiempo de fijarte si el trazado pasa por algún camino/finca privado/a que impida hacer la ruta un domingo cualquiera, más tranquilamente?

Un saludo.

BikerTB dijo...

Pues me temo que sí, por lo menos esos decían por megafonía, y tampoco sabría decirte cuales son esos tramos privados.

Si amplias la zona en mi mapa de rutas, verás que la Colada de Fuentevieja que menciono aquí arriba, coincide con un tramito de la ruta de las Cancelas, que tampoco está nada mal, es más bonita aunque no es tan divertida, si lo que buscas son trialeras. Al menos ese tramo sinuoso te garantizo que es de acceso libre.

Saludos.

Publicar un comentario

 
Vértices de la Sierra de Guadarrama visibles desde Arroyo del Fresno
©BikerTB

[Coordenadas: pdf, kml, gpx, wpt] / [mapa]