martes, 7 de julio de 2009

[LOG] Duatlón en la Fuenfría

Disfrutando de la montaña de otra manera.

Esta entrada es casi un off-topic, pues no se trata de una ruta puramente biker. El domingo quedamos unos pocos amigos y sus allegados más próximos para hacer esta excursión. Se trató de pasar un día en la montaña sin la obligación de ir con la bici. En total nos juntamos tres familias, nueve asistentes de los que dos llevamos la bici y el resto prefirieron caminar. Nuestros hijos mayores tenían planes más urbanitas y prefirieron no venir.

Quedamos a los 08:45h en el comienzo de la Carretera de la República, pero todos llegamos algo tarde. A veces resulta difícil coordinar los movimientos de un grupo. Total que hasta las 09:30h no comenzamos la ruta. Álvaro y yo nos fuimos por la pista y el resto por la Calzada Romana.

Álvaro era la segunda vez que subía el puerto y yo la tercera, así que ya nos lo sabemos y nos lo tomamos con mucha calma, sin prisas. Solo logramos adelantar a un par de bikers y un montón de ellos nos adelantaron a nosotros. Al menos no pusimos un pié en el suelo hasta el Mirador de Vicente Aleixandre. Allí aprovechamos para acercarnos al de Luis Rosales, que tiene un escondrijo curioso con algunos textos.


Después del descanso partimos algo más ligeros hasta la Fuente de Antón Ruíz, cerca del Mirador de la Reina (o de la Calva), donde por fin echamos un trago de agua. Y pocos minutos después alcanzamos el puerto.

Allí nos estaban esperando Miguel y los chavales que habían llegado poco antes, y las mujeres llegaron poco después. Les dejé mi cámara para hacer fotos de la Calzada y en la Calzada, y no se acordaron de hacer al menos una. En fin, sigo teniendo cosas pendientes por allí.


En el puerto nos separamos de nuevo. Álvaro y yo intentaríamos llegar a Navacerrada por el Camino Schmidt y el resto continuarían un tramo de la Calzada Romana hacia Segovia. Luego volveríamos a comer allí mismo.

Solo rodamos 1,5km por el Camino Schmidt. En un principio tiene alguna cuesta y el camino se hace estrecho, pero cada vez se va volviendo más difícil para la bici, y poníamos el pié en el suelo demasiadas veces. Muy técnico para nuestra habilidad. Así que nos volvimos.

El resto del grupo solo había avanzado 500m por la Calzada, que por cierto es muy pedregosa, y decidieron pararse a esperarnos en una buena y cómoda sombra. Allí hicimos el momento "bocata" y hasta para algunos hubo siesta.
A pesar de las paradas en el Mirador de la Reina, Fuente de Antón Ruíz, el Reloj de Camilo José Cela y el Mirador de Vicente Aleixandre, la vuelta nos resultó algo larga. Carlos y JoseJr se apoderaron de las bicis y a Álvaro y a mi nos tocó bajar el puerto andando. ¡9km andando con zapatillas rígidas!. Total, el lunes dolor de gemelos.

Y finalmente hicimos una relajante alternativa en Cercedilla.

Ha sido una salida diferente, y creo que nos ha gustado a todos por lo que tengo intención de repetirla. A ver si esta sensación es cierta y se nos apuntan más amigos.

Esto ocurrió: el 5 de Julio de 2009.
Estuvimos allí: Soledad, Alba, Amparo, Miguel, Elena, Carlos, JoseJr, Álvaro y BikerTB.
En mi crono: distancia 27,23km; tiempo rodando 2h56'; media 9,28Km/h; punta 38,78km/h. Mi tiempo andando 1h33'
Track-log: no lo publico, si lo quieres pídemelo y te lo envío por email.
Si necesitas el track de la ruta, echa un vistazo a la salida que hicimos no hace mucho.

2 comentarios :

Anónimo dijo...

Comparto tus opiniones compañero y amigo. Fue un día estupendo en el que recargué pilas para soportar este caluroso verano.La calzada romana, aunque un poco empinada (menudos son estos romanos!!)la superamos fácilmente. Bueno pues a repetir pronto.
Alba

eme dijo...

La verdad es que fue un día estupendo de montaña, familia y amistad. Hacia ¿30? años que no subía la calzada romana y me encantó ver a nuestros hijos andando delante, con una edad muy similar a la que tenía yo entonces.
El tiempo fue estupendo y el esfuerzo mereció la pena. El agua de la fuente de Fuenfría sabía a gloria y los bocatas que nos entrecuerpamos más aún. ¡Ah! Yo soy uno de los que se echaron una (gloriosa) siesta.

Quizá la bajada se me hizo un poco larga al final, pero me pasa siempre.
El café con hielo en Cercedilla al final fue un colofón reparador...

Resumiendo, ¿Cuándo hacemos la siguiente?

Un abrazo,
Miguel Ángel

Publicar un comentario

 
Vértices de la Sierra de Guadarrama visibles desde Arroyo del Fresno
©BikerTB

[Coordenadas: pdf, kml, gpx, wpt] / [mapa]