martes, 16 de junio de 2009

[LOG] Carretera de la República

Atacando el Puerto de la Fuenfría de nuevo.

Anda que me faltó tiempo para volver allí de nuevo. El jueves no me gustó como lo hice y el domingo fui y repetí, no fuera a ser que se llevasen ese precioso paraje.

A Álvaro le hubiera gustado venirse el jueves al Valle de la Fuenfría pero sus compromisos se lo impidieron. Así que cuando me llamó el sábado se lo propuse y él encantado.

Esta vez me fijé una meta un poco menos ambiciosa que la del jueves, solamente recorreríamos la Carretera de la República hasta el Puerto de la Fuenfría. Esto claro, requiere acceder en coche hasta donde la carretera da media vuelta para volver a Cercedilla, un poco más arriba de Las Dehesas.

La subida hasta la primera parada programada en el Mirador de Vicente Aleixandre esta vez fue más que correcta, no paramos en ningún momento a pesar de que nos íbamos echando tentaciones: "¡mira, la Calzada Romana!". Y hasta adelantamos a un biker. Siempre hay alguien más flojo, es un consuelo.

Sobre esta cima solitaria os miro,
campos que nunca volveréis por mis ojos.
Piedra de sol inmensa: entero mundo,
y el ruiseñor tan débil que en su borde lo hechiza.
Vicente Aleixandre en "Sombra del Paraíso".
Después de admirar el paisaje y de las oportunas fotos continuamos hasta la siguiente parada, el Mirador de la Reina (o de la Calva). Este tramo también se nos dio bastante bien, aunque cuatro bikers nos adelantaron. Yo le dije a uno de ellos que si me podía agarrar a su sillín y me señaló a su compañero, pero a este no parece que le gustara la idea. En fin, gente poco solidaria hay en todas partes.

El Valle de la Fuenfría se ve precioso desde este mirador. Así me lo comentó Álvaro.


Luego llegamos rápidamente al Puerto de la Fuenfría, donde paramos tan solo unos minutos a ver y comentar todos los caminos que se cruzan allí: la Calzada Romana que viene del Valle de la Fuenfría y se va hacia Segovia, el Camino Schmidt hacia Navacerrada y el GR-10 hacia el Collado del Rey.


Como el día no fue soleado, de hecho nos llovió ligeramente, esta vez casi no había senderistas, y la vuelta cuesta abajo fue rapidísima con una punta de 58,24km/h en plena Carretera de la República. Un autentico disfrute.

A las 12:00h ya estábamos en casa, fue breve pero fantástico. Tenemos que volver más veces a este bonito valle, quizá con objetivos más ambiciosos. Álvaro y yo hablamos de traernos a nuestras señoras, hijos (los que aún se dejan) y amigos. Unos haremos bici y otros senderismo. A ver si lo vamos gestionando.

Esta es la lección que he aprendido: Subir un puerto desconocido no es como superar una rampa, hay que ir con otra mentalidad, simplemente asumiendo que es un esfuerzo continuo sin esperar a que la cuesta se acabe allí donde desaparece. Y como esto es así, hay que dosificar al máximo las fuerzas sin tener ninguna prisa.

Esto ocurrió: el 14 de Junio de 2009.
Estuvimos allí: Álvaro y BikerTB.
En mi crono: distancia 18,39km; tiempo rodando 1h12'; media 15,18Km/h; punta 58,24km/h.
Con mi GPS: [índice IBP = 28BC]
Track-log en Wikiloc: [Carretera de la República]

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 
Vértices de la Sierra de Guadarrama visibles desde Arroyo del Fresno
©BikerTB

[Coordenadas: pdf, kml, gpx, wpt] / [mapa]